• Join over 1.2 million students every month
  • Accelerate your learning by 29%
  • Unlimited access from just £6.99 per month

La cocina en la Roma Imperial.

Extracts from this document...

Introduction

La cocina en la Roma Imperial I. Introducci�n He elegido el tema de la cocina en Roma ya que considero que la gastronom�a es una manifestaci�n art�stica y cultural muy importante y no siempre valorada en su justa medida, puesto que cuando pensamos en arte y cultura, pensamos en pintura, escultura, etc. pero casi nunca en la gastronom�a. La cocina en la Roma Imperial tuvo gran importancia, ya que el deleite del paladar era una de las aficiones preferidas de los patricios romanos en la �poca del Imperio, y hoy por hoy es una de las grandes aficiones de nuestra sociedad. En nuestros d�as un plato de un cocinero internacionalmente reconocido puede costarnos una peque�a fortuna, lo que tambi�n ocurr�a cuando en roma se contrataban los servicios de los m�s habilidosos cocineros. II. Diferencia b�sicas de la gastronom�a romana y la gastronom�a actual B�sicamente existen tres elementos que suponen un elemento diferenciador entre la gastronom�a romana y la espa�ola: las nuevas materias primas disponibles desde la Edad Moderna, la diferente t�cnica culinaria y el empleo de la celebre salsa garum entre los romanos. Respecto al factor de la disponibilidad de materias primas, aunque los espa�oles compartimos el marco geogr�fico mediterr�neo con los antiguos romanos, en la actualidad disponemos de ingredientes fundamentales en nuestra gastronom�a como el az�car, el tomate, la patata, el chocolate, etc. ...read more.

Middle

Era costumbre rebajarlos con agua, un sacrilegio en nuestros tiempos o consumirlo caliente en las thermopolia, el equivalente a nuestras tabernas. Otra practica habitual era a�adir especias y aromas para endulzarlos o a�adirles resinas, costumbre que se justifica por la acidez de los caldos. Los vinos m�s apreciados eran los endulzados con miel, el mulsum, o el graeco more al estilo de los griegos. Tambi�n Apicio en De re coquinaria describe diferentes mezclas de vinos con flores frescas y secas o diferentes especias para estimular el deseo y la "disposici�n al amor", o sea como afrodis�aco. En los banquetes el vino era consumido principalmente en la sobremesa, ya que consideraban que el vino adormec�a el gusto y el olfato y no les permitir�a aprecia totalmente los manjares. E. Frutas, legumbres y hongos Las frutas que consum�an los romanos del Imperio eran b�sicamente las mismas que consumimos ahora, exceptuando los frutos �cidos como limones y naranjas. Las mas conocidas eran la manzana (mala), peras (pira), cerezas (cerasa), ciruelas (pruna), uva (frescas o pasas) nueces, almendras (nux amigadle), casta�as y los higos (ficus. La cereza se conoc�a en su variedad silvestre y fue Lucio Licino Luculo (siglo I a. C.), popular gourmet romano, el que trajo el cerezo del Ponto Euxino. Las frutas eran usadas indistintamente en los postres y como guarnici�n de los asados, tambi�n se elaboraban diferentes compotas, especialmente de membrillo (malum cydonium) ...read more.

Conclusion

Se trabaja con garum y con vino de pasas. Se pone la carne con esta salsa en una cazuela. Cuando est� cocida, se retira, se seca y se sirve sin salsa, espolvoreada de pimienta. Si al ensartarla con la brocheta se ve que tiene demasiada grasa, se le quita la piel. Tambi�n se pueden preparar con el mismo procedimiento tripas de cerdo. Salsa para toda clase de caza cocida y asada Unos granos (unos 10) de pimienta, ruda, aligustre, semilla de apio, enebro, tomillo, seis gramos de menta seca y tres de poleo. Reducir todo esto a un polvo fin�simo y amalgamarlo machacando. A�adir a la salsa miel en cantidad suficiente y usar este preparado con garum mezclado con vinagre. Dulces Despu�s de quitarles el hueso, se rellenan unos d�tiles con nueces, o pi�ones, o pimienta molida. Se salan por fuera, se fr�en con miel cocida y se sirven. Bibliograf�a * Urbs, la vida en la Roma antigua. Ugo Enrico Paoli. Cuarta Edici�n. Ed. Iberia * Urbs Roma, vida y costumbres de los romanos; Tomo II: La vida p�blica. Jos� Guill�n. Segunda Edici�n. Ed. S�gueme. * http://www.ateneu.com/receptes.htm : Diferentes recetas de Marco Apicio. Consultada el 26/10/2003 * http://www.jimena.com/cocina/apartados/latinos.htm : Diferentes recetas de Marco Apicio. Consultada el 26/10/2003 * http://www.verdemente.com /Articulos/Cocina/cocinaroma.htm : Articulo sobre la cocina en Roma. Consultada el 26/10/2003 * http://www.afuegolento.com/noticias/80/firmas/agazquez/3073 : Articulo sobre el garum en el Imperio Romano. Consultada el 26/10/2003 * http://www.terra.es/personal/aiolozil/revista/revzap2/art002.htm : Articulo sobre Marco Apicio. Consultada el 26/10/2003 1 Citado en Urbs Roma, II. La vida publica, P�g. 213 de Jos� Guillen ...read more.

The above preview is unformatted text

This student written piece of work is one of many that can be found in our GCSE Spanish section.

Found what you're looking for?

  • Start learning 29% faster today
  • 150,000+ documents available
  • Just £6.99 a month

Not the one? Search for your essay title...
  • Join over 1.2 million students every month
  • Accelerate your learning by 29%
  • Unlimited access from just £6.99 per month

See related essaysSee related essays

Related GCSE Spanish essays

  1. Sociedad (la vida cotidiana en grecia).

    El pancracio permit�a todo tipo de lances, salvo meter los dedos en los ojos. Cuando uno de los competidores se confesaba vencido levantaba el brazo. Tambi�n el boxeo resultaba brutal, dado que el combate era ininterrumpido a base de golpes perpetrados con los pu�os guarnecidos con correas de cuero.

  2. La marginalidad de la que son objeto los protagonistas en El Perfume y La ...

    "La familia aceptaba el dinero con gratitud y Gregor lo entregaba con gusto, pero esa especial calidez no se volvi� a sentir."2 Una vez Gregor sufre la transformaci�n se vuelve un estorbo para la familia y a medida que pasa el tiempo su presencia se hace mas incomoda hasta el

  1. Los personajes (en la escena VIII del acto XII)

    Que sobre dinero no ay amistad." (subrayado nuestro). En cambio, las intenciones e intereses de Celestina no se pueden conocer con exactitud hasta llegar a este tramo de la obra. Descubrimos que, si bien por una parte persigue la misma meta que los dos criados, por otra pretende quedarse para s� todas las ganancias y utiliza variados argumentos.

  2. Trmicas: Colectores, mechas y gatillos

    de mejor aspecto a menudo no proveen ascenso cuando volamos debajo de ellas; si bien son hermosas, est�n al final de su ciclo �til. A medida que las nubes decaen de hecho producir�n aire descendente, lo que es irritante si volaste a una esperando un viaje en ascensor para volver a la base de la nube.

  1. Universidad Interamericana de Puerto Rico

    Generalmente los bancos cobran una comisi�n de ambas partes, es decir, a la compa�ia y al cliente le cobran por los servicios. Otra manera de efectuar pagos, es mediante la utilizaci�n de cheques electronicos. Estos cheques son similares a los cheques regulares, esto consiste en aceptar cheques electronicamente atraves de la "Internet".

  2. Naci en Cdiz en 1962 y es madrilea desde los doce aos.

    que vendr�n, que si no las vives bien no tienes opci�n de volver atr�s porque se esfuman y no regresan. Le preocupa tanto su abuelo a Manolito que le hace s�perfeliz cuando le promete que ha decidido conocer el siglo XXI y no morirse como les hab�a dicho en el XX porque ya ten�a bastante con lo que hab�a conocido.

  1. Cien Aos de Soledad Autor - Gabriel GarcaMarquz.

    Muri� con m�s de ciento cuarenta a�os. Arcadio: Hijo bastardo de Jos� Arcadio y Pilar Ternera. Es fr�o, calculador, un tirano adolescente y abusador del poder. Se enamor� de Pilar Ternera, su madre, pero no supo nunca que ella era su madre. Ante el apuro de tener que acostarse con su hijo, Pilar pide a Santa Sof�a de la Piedad que la sustituya.

  2. En GRECIA tenía lugar en la casa, con la asistencia de alguna mujer experta, ...

    Se analizaban textos cl�sicos y �picos y se aprend�a astronom�a y geometr�a, haci�ndose m�s hincapi� en el aspecto l�gico y te�rico y menos en los creativos. La ense�anza se complementaba con la educaci�n musical, a cargo del citarista, siendo los instrumentos musicales m�s comunes la citara y el aul�s.

  • Over 160,000 pieces
    of student written work
  • Annotated by
    experienced teachers
  • Ideas and feedback to
    improve your own work