• Join over 1.2 million students every month
  • Accelerate your learning by 29%
  • Unlimited access from just £6.99 per month
Page
  1. 1
    1
  2. 2
    2
  3. 3
    3
  4. 4
    4
  5. 5
    5
  6. 6
    6
  7. 7
    7
  8. 8
    8
  9. 9
    9
  10. 10
    10
  11. 11
    11
  12. 12
    12
  13. 13
    13
  14. 14
    14
  15. 15
    15
  16. 16
    16
  17. 17
    17
  18. 18
    18
  19. 19
    19
  20. 20
    20
  21. 21
    21
  22. 22
    22
  23. 23
    23

Entender y definir la precaucin

Extracts from this document...

Introduction

Introducci�n: Entender y definir la precauci�n I La aparici�n de un principio de cautela A Previsi�n y prevenci�n B La teor�a de las elecciones racionales y el an�lisis de la relaci�n costes-beneficio C Crisis medioambiental y toma de conciencia ecol�gica D El Vorsorgeprinzip E Los Tratados internacionales II Las caracter�sticas de las situaciones de precauci�n A La precauci�n, una nueva prudencia en las actividades humanas B Nuevos riesgos con caracter�sticas sociales in�ditas III La aplicaci�n de la precauci�n A El estatuto jur�dico de la precauci�n B La dimensi�n econ�mica de la precauci�n C Precauci�n y acci�n pol�tica D Actuar en un contexto de incertidumbre cient�fico Conclusi�n Bibliograf�a Introducci�n: Entender y definir la precauci�n Generalmente, la precauci�n puede ser entendida como una actitud social ante la naturaleza dudosa de la evoluci�n cient�fica y tecnol�gica. Da cuenta de la necesidad de actuar en un contexto donde los pormenores de la gesti�n humana no son determinados, pero evolucionan constantemente. La precauci�n requiere de actuar renunciando a una quimera, la de querer disponer de una informaci�n completa, adoptando una actitud prudente ante las elecciones cuyas consecuencias podr�an inducir graves repercusiones sociales o ecol�gicas. Las elecciones tecnol�gicas de la sociedad especialmente son afectadas por la precauci�n, ya que la t�cnica ejerce una influencia preponderante sobre la naturaleza cualitativa de las interacciones entre el hombre y la naturaleza. Aunque solo propone una visi�n actualizada de la sabidur�a ancestral que preconiza la prudencia en la conducta de las actividades humanas, la precauci�n somete a discusi�n numerosos aspectos de la vida social, a comenzar por los criterios de orientaci�n de la investigaci�n cient�fica y sus aplicaciones t�cnicas, y tambi�n sobre las maneras de pensar los problemas en ciencias humanas, de representarse los problemas y de intentar establecer respuestas. Esta es la raz�n por la que Edwin Zacca� (2000) tiene seguramente raz�n decir que el principio de precauci�n "parece constituir una clase de s�ntoma para una serie de evoluciones que lo sobrepasan". ...read more.

Middle

En numerosos casos, la situaci�n sobrepasa las fronteras del conocimiento adquirido por el proceso de conocimiento cient�fico, implicando repercusiones b�sicamente in�ditas. Estos nuevos riesgos, b�sicamente, son tambi�n universales: todo el mundo puede ser concernido (en distintos grados es verdadero) por las repercusiones ecol�gicas y sociales, como dan prueba los problemas medioambientales globales. Por otra parte, contrariamente a las tomas de riesgo tradicionales en situaci�n dudosa donde el adquirente de riesgo asume las consecuencias de su elecci�n (decisi�n de casarse, de tener un ni�o o de invertir), los nuevos riesgos presentan tambi�n la caracter�stica de imponerse a los que los sufren: la exposici�n de estos riesgos no resulta de ninguna elecci�n individual. As� pues, en la "sociedad del riesgo", el riesgo se vive como una relaci�n social asim�trica: "algunos hacen correr riesgos a otros, que son motivados por intereses particulares, que sean los del descubrimiento cient�fico o del beneficio econ�mico, cuando otros est�n en situaci�n tener que sufrirlos" (Ewald, 2001). Cuando se hace p�blica, la asimetr�a social que caracteriza a las "sociedades del riesgo" es la causa generalmente de una solicitud de justicia social, y eso sobre todo teniendo en cuenta que numerosos riesgos tecnol�gicos, debido a que se derivan de las actividades humanas, son imputables a responsabilidades humanas que se pueden eventualmente designar. Esta solicitud de justicia social, de derecho a la informaci�n (sobre los riesgos incurridos) y de reparaciones en caso de da�o se realiza al mismo tiempo que la precauci�n, y da forma al tipo de acciones sociales que la caracterizan. 2. Riesgos, da�os e incertidumbre Seg�n las definiciones del "cindynico", la ciencia de los riesgos y del peligro, "el peligro es la tendencia de un sistema a generar uno o m�s accidentes. El peligro posee dos propiedades: su probabilidad y su gravedad. La probabilidad mide las oportunidades que tiene de materializarse. La gravedad mide el impacto de esta materializaci�n por el da�o m�ximo correspondiente "(Bourg y Schlegel, 2001). ...read more.

Conclusion

Meadows D.H Meadows D.L. & Randers J. (1992), Beyond the Limits : Confronting Global Collapse, Envisioning a Sustainable Future, London, Earthscan. Miles I. (1992), `Social Indicators for Real-Life Economics, in Ekins & Max-Neef (eds) (1992), 283-97. Moltke K. von (1987), The Vorsorgeprinzip in West German Environmental Policy, London, Institute for European Environmental Policy. Noiville Ch. & Sadeleer de N. (2001), `La gestion des risques �cologiques et sanitaires � l'�preuve des chiffres - Le droit entre enjeux scientifiques et politiques, Revue du Droit de l'Union europ�enne, 2/2001, 389-449. NRC-US National Research Council (1996), Understanding risk, Report of an ad-hoc working party chaired by H. Feinberg; summary at http://www.riskworld.com/ Nreports/1996/risk_rpt/html/ nr6aa045.htm. Omen G.S. Kessler A.C. Anderson N.T. et al. (1997), Framework for environmental health risk management, US Presidential / Congressional Commission on Risk Assessment and Risk Management, Final report, Vol. 1, Washington, Environmental Protection Agency. Petit J.R. Jouzel J. Raynaud D. et al. (1999), `Climate and the history of the past 420,000 years from the Vostok ice core, Antartica, Nature, 399, 429-36. Pigou A.C. (1920), The Economics of Welfare, London, Macmillan. Pythoud, F. & Thomas U. (2002), `The Cartagena Protocol, in Le Prestre Ph. (2002), Governing global biodiversity, London, Ashgate, 45-63. RCEP-Report of the Royal Commission on Environmental Pollution (1998), Setting environmental standards, 21st Report, Cm 4053, London, Her Majesty's Stationery Office; summary at http:// www.rcep.org.uk/reports2.html#21. Sadeleer de N. (2001), `Le statut juridique du principe de pr�caution`, in Ewald et al. (2001), 75-103. Streeten P. (1980), `Basic Needs anf Human Rights, World Development, 8, 107-11. Turner R.K. (ed.) (1988), Sustainable Environmental Management - Principles and Practice, London, Belhaven/Pinter. Veblen T.B. (1990) [1919], The Place of Science in Modern Civilisation, New Brunswick,/New Jersey, Transaction. Victor P.A. (1994), `How Strong is Weak Sustainability ?, Proceedings, International Symposium on Models of Sustainable Development. Exclusive or Complementary Approches of Sustainability ?, Paris, March 16-18, 93-113. WBGU-Wissenschaftlicher Beirat der Bundesregierung Globale Umweltver�nderungen (2000), Jahresgutachten 1998, Springer, Berlin. Zaccai E. & Missa J. (ed.), 2000, Le principe de pr�caution. Significations et cons�quences, Bruxelles, Universit� de Bruxelles. ETCHEVERRY Mikel Erasmus DNI: 960564100450 El Principio de Precauci�n Salamanca Mayo 2005 ...read more.

The above preview is unformatted text

This student written piece of work is one of many that can be found in our University Degree Spanish section.

Found what you're looking for?

  • Start learning 29% faster today
  • 150,000+ documents available
  • Just £6.99 a month

Not the one? Search for your essay title...
  • Join over 1.2 million students every month
  • Accelerate your learning by 29%
  • Unlimited access from just £6.99 per month

See related essaysSee related essays

Related University Degree Spanish essays

  1. Marked by a teacher

    Una comparación de dos de las obras de García Lorca, examinando las diferencias y ...

    3 star(s)

    En Bernarda Alba, el bast�n de Bernarda es quiz�s el s�mbolo que mejor proyecta la autoridad y dureza con la que gobierna su casa. En Bodas los s�mbolos m�s caracter�sticos: el agua, el caballo, la sangre, la navaja y, por supuesto, todo un desfile de personajes femeninos perfectamente perfilados.

  2. El soneto XXIII de Garcilaso de la Vega tambin conocido como En tanto de ...

    se usan tres verbos "mueve, esparce y desordena" que da una sensaci�n de viveza y luego se usan tres adjetivos para lograr una perfecta simetr�a "por el hermoso cuello blanco, enhiesto" Para nuevamente destacar la naturaleza Garcilaso opta por otra met�fora como "vuelo presto" para indicar la acci�n del viento,

  1. Este documento presenta un resumen de Rational Unified Process (RUP). Se describe la historia ...

    Toda la retroalimentación de la iteración pasada permite reajustar los objetivos para las siguientes iteraciones. Se continúa con esta dinámica hasta que se haya finalizado por completo con la versión actual del producto. RUP divide el proceso en cuatro fases, dentro de las cuales se realizan varias iteraciones en número

  2. Por lo general, el realismo mgico se caracteriza por enmarcar las historias en espacios ...

    En el plano de los sueños hay una conexión sentimental, romántica y amorosa muy fuerte. Mikage, sin embargo, se resiste a aceptar que ella y Yuichi pueden ser algo más que amigos (independientemente que el aspecto sobrenatural de su relación, presente en los sueños, indique lo contrario).

  1. Esclavitud en Afghanistan. La esclavitud infantil es considerad uno de los mas grandes ...

    ha ido empeorando con el paso del tiempo, las guerras han sido uno de los factores

  2. El tema a abordar es la Publicidad de Mam Lucchetti. Se decidi estudiar este ...

    Existen las madres tradicionales que siguen el estereotipo, según los análisis de mercado que se llevaron a cabo para realizar este nuevo tipo de publicidades, pero en si la idea de las publicidades de “Mamá Lucchetti” se focalizó en las nuevas tendencias de madre.

  1. Paratextos como mensajes en las obras Anfitrin y Las Ranas

    También se presenta de forma clara a quien va dirigida la ofensa como en el caso de la disputa entre Esquilo y Eurípides (Aristófanes, p.

  2. ESTRATEGIA COMPETITIVA ORIENTADA HACIA LA INNOVACIN. CASO BMW

    Como primera medida, un proceso automatizado brinda la oportunidad de mejorar los tiempos de ciclo requeridos para construir una unidad de prototipo. Está demostrado, que la automatización genera ventajas operativas desde la óptica de la productividad y eficiencia en los procesos.

  • Over 160,000 pieces
    of student written work
  • Annotated by
    experienced teachers
  • Ideas and feedback to
    improve your own work